¿Dónde está Olga Viza?

Olga Viza, junto a otras reconocidas periodistas como Monserrat Domínguez o Pepa Bueno, es una de mis preferidas por su pasión y, sobre todo, gran profesionalidad demostrada durante toda su trayectoria. Sin embargo, poco se de ella. ¿Estará totalmente retirada o colabora en algún medio? ¿por qué no ha vuelto a la tele? Sigue leyendo

Anuncios

La llamada a la acción de los Javis

Ayer conocí el nuevo espacio de Mediapro Labs, el nuevo ‘proyecto incubadora’ de esta factoría de entretenimiento televisivo cuyo objetivo principal es hacer realidad las ideas de creadores audiovisuales que inscriban su propuesta, original e innovadora, en la nueva plataforma creada para su recepción. Te animo a inscribir tu proyecto y probar suerte. Sigue leyendo

¿En qué cree que se parece Mónica Vergara a su madre?

En esta primera videoentrevista charlo con la periodista Mónika Vergara.

Nos cuenta cómo ha sido su reciente etapa en la sección de crónica social de las Las mañanas de TVE con María Casado, formato que entre otros muchos cambios estructurales no va a contar con mesa de corazón a partir de ahora, pero también nos dice en qué otros medios podemos seguirla y me termina hablando de su peor y mejor experiencia televisiva: sus tensas y desagradables apariciones en Sálvame y la cobertura del 11-S, también en Telecinco.

¡No te la pierdas! ¡Seguiremos subiendo ‘telentrevistas’!

 

 

Empecé hace 25 años (…) persiguiendo a Puyol por toda Cataluña

El periodista e historiador habla del programa de la Fábrica de la tele que presenta
David Valdeperas es una de las ‘nuevas caras’, junto a Carmen Alcayde, de la renovada Telemadrid para presentar ‘Aquí hay madroño’, la nueva apuesta de entretenimiento y crónica social de la cadena autonómica. Él mismo me explica las claves del programa y distancias respecto al ‘Tomate’, su predecesor.

Además, hablamos del ‘método Sálvame‘, donde también sigue trabajando; le ha dado la posibilidad de ponerse frente a cámara. Y aunque para muchos haya podido ‘nacer’ ahora, bajo la sombra del madroño, su experiencia le avala como periodista de raza: en este nuevo post me habla de sus retos como guionista para SV o redactor en radio, donde comenzó hace ya 25 años, además de contarme sus sueños y futuros proyectos.

Kaik: ¿Qué razón crees que ha tenido Telemadrid para apostar por el corazón en esta nueva etapa donde ha habido una clara ‘renovación’ tanto de imagen como de contenidos?
David: Lo que TM quiere es entretener con diferentes productos, y uno con los que puedes entretener es con la información del corazón. Es divertida y depende también del tono que le des, pero nosotros con ‘Aquí hay madroño’ lo que intentamos es pasarlo bien y disfrutar con los famosos: no pretendemos hacer daño ni excluir a nadie; simplemente estar con ellos, estar pendientes de las fiestas que hay, acompañarles… Y yo creo que la que ha intentado Telemadrid es eso, transmitir ese tipo de entretenimiento que ha tenía un hueco y ha querido recuperarlo ahora.
K: Mucha crónica social y mucho evento….
D: También cosas curiosas como un reportaje que hemos tenido hace poco de famosos en Madrid que tienen a la venta sus casas… Curiosidades que realmente te atrapan.
K: ¿Cómo se produjo ese enamoramiento entre TM y La fábrica de la Tele?
D: Me preguntas cosas que realmente desconozco. A mí mi jefe me dijo: oye, ¿te apetece presentar esto? Y yo dijo que sí. Pero ya las negociaciones conforme a este programa se me escapan, yo ya tengo bastante con lo que tengo.
K: ¿Cuáles son las grandes similitudes y diferencias entre ‘Aquí hay tomate’ y vuestro madroño’?
D: Yo creo que la única similitud es el nombre, todo lo demás es pura especulación. Al final han pasado muchos años y ‘Aquí hay madroño’ nace con otra intención diferente con la que nació el tomate, estamos en otra época en la tele… A parte el tomate es ácido y el madroño es dulce… Así que pocas similitudes.
K: ¿Qué puede aportar un perfil de comunicador como el tuyo que realmente se ha forjado detrás de las cámaras como coordinador o director de programas? Algo no muy usual, que por cierto, ha puesto de moda Sálvame con casos como el tuyo o el de Carlota Corredera.D: Es poco habitual, lo que pasa es que llevo muchos años un poco delante de las cámaras porque al estar en plató dirigiendo y surgir de ese manera espontánea el que los colaboradores se acerquen en directo con las cámaras, al final lo que hace es que te acostumbres a tener una cámara delante y ya no le haces ni caso, por lo tanto el cambio es que me maquillan y me visten.
K: ¿Cómo es trabajar con Carmen Alcayde?
D: Divertidísimo. Yo la conocía de su etapa en Mediaset y habíamos coincidido por los pasillos y en algún que otro sarao, pero no había trabajado con ella estrechamente, y la verdad es que estoy encantado. Nos lo pasamos muy bien haciendo el programa.
K: ¿Qué nos va a ofrecer el programa a partir de ahora?
D: Yo creo que el madroño está en construcción y vamos a ir creciendo cada día. Como además emitimos diariamente, eso te permite que de una semana a otra podamos hacer del madroño una bomba.
K:¿Cómo se puede compatibilizar tu trabajo en Sálvame y Telemadrid?
D: Es duro pero me gusta mucho lo que hago, y como además me divierto tanto delante como detrás de las cámaras… Es casi un hobby para mí. Por tanto, cansado pero feliz.
K: ¿Cuál ha sido tu experiencia en los medios anteriormente? Desconocemos tu trayectoria profesional.
D: También soy historiador (risas). Soy un recién nacido para la gente de la calle, pero yo empecé en esto hace 25 años en la radio, que yo creo que es como el ballet clásico en los medios, porque si sabes bailarlo eres capaz de practicar cualquier otro estilo; persiguiendo, por ejemplo, a Jordi Puyol por toda Cataluña y luego pasé al entretenimiento y he hecho un poco de todo: he sido guionista en SV, programas de corazón, documentales… Un poco de todo.
K: ¿Cuál sería tu programa perfecto?
D: Pues no lo sé… Yo creo que lo perfecto es lo que te apetece hacer en cada momento, entonces ahora me apetece mucho probar y verme ahí delante de la cámara en el madroño… Por lo tanto, por qué no, ‘Aquí hay madroño’ seria mi programa perfecto…
K: ¿Tiene algún proyecto propio entre manos?
D: Un documental. Me expreso mejor con el lenguaje audiovisual, porque aunque he sido muchos años guionista soy vergonzoso con mis relatos. Ahora mismo tengo un proyecto en mi mente que será un documental que espero que sea algo que ayude a mucha gente y del que espero se hable muchísimo. Será de tipo social.
K: ¿Cuál es tu programa favorito y el que nunca verías?
D: No odio ni a nada ni a nadie. De la historia de la tele un programa que me hacía feliz sentarme a verlo era el 3×4 de Julia Otero, y detesto los debates políticos aburridos, me interesan muchos los debates políticos animados y encendidos donde la gente se dice las cosas a la cara.

Lobatón pide la vuelta inmediata de Desaparecidos a TVE para ayudar a más de 6000 familias.

Paco Lobatón es uno de los profesionales más reconocidos pero también de los más queridos en nuestro país. Razón para esto último no falta, pues desde hace ya unos años dirige la GlobalQSD para seguir ayudando a todas esas familias que todavía desconocen donde están sus desaparecidos.

Sobre la fundación, su último libro ‘Te buscaré mientras viva’, la vuelta de ‘Desaparecidos’ a TVE o incluso su opinión respecto al tratamiento de los temas sociales en los medios, entre otros temas, trato con él en este post:

K: ¿Volverá ‘Desparecidos‘ a Televisión Española?

P: Ese es mi deseo y desde luego esta no es mi batalla. Estamos intentando que la televisión pública escuche la petición que ya está sobre su mesa.

K: ¿Cuáles son las grandes diferencias que ha encontrado entre ‘Desaparecidos’ y su mítico espacio de los 90 ‘Quién sabe dónde’?

P: ‘Desparecidos’ ha sido concebido como un desafío a la puesta al día, a la actualización de datos… de un tema que sigue siendo el mismo, aunque ahora sí que por primera vez hay cifras y datos que reconocen de manera oficial está realidad, pero el drama humano era el mismo hace 25 años que ahora. El esfuerzo de innovación en términos de televisión sí que ha estado presente incorporando las redes sociales, haciendo que el programa tenga tiempos y ritmos muy distintos al QSD de los 90, y todo eso ha sido, creo, muy bien acogido por la audiencia.

K: ¿Cómo ha beneficiado a la primera temporada de ‘Desaparecidos’ la difusión de los contenidos por Internet y redes sociales?

P: Sería pretencioso con una experiencia de solo 12 semanas sacar conclusiones generales. Lo que sí hay es una percepción, y es completamente positiva. En dos sentidos: a través de las redes sociales el programa ha accedido a una parte de la población que no ve televisión y sin embargo han seguido el programa, y que esa percepción se ha convertido en complicidad: es decir, ha habido como un eco, no solo como escucha pasiva sino también un impulso por promover que los casos se conocieran. Eso sí lo hemos notado y es favorable. Por otro lado, en términos cualitativos, esa parte de audiencia más joven y aparentemente más distanciada de estos casos tan dramáticos, se ha identificado.

K: Usted llego a dar este titular en una entrevista para El Mundo: ‘Con Diana Quer se olvidó que el objetivo era localizarla’. ¿Qué opina a día de hoy del tratamiento de la información sobre personas desaparecidas en los medios?

P: Creo que por ejemplo, el caso de Gabriel vuelve a poner sobre la mesa las grandes cuestiones que ya se tocaron en el caso de Diana Quer y que en el libro ‘Te buscaré mientras viva’ se recogen en un capítulo específico: ‘El legado de Diana Quer’. Está planteado como un ejercicio de reflexión conforme a algunas de las cosas que se hicieron, pues supusieron la transgresión de principios básicos como por ejemplo la verificación de la información que se transmite pero sobre todo el sentido del respeto que debe reinar en cualquier tratamiento informativo de situaciones dolientes, y una desaparición lógicamente lo es. Nosotros con la fundación hemos elaborado una guía de buenas prácticas periodísticas que se resume en dos mandamientos principales: que ningún tratamiento suponga aumentar el dolor a la familia y que no haya interferencia de la labor policial porque se puede llegar a poner en peligro la vida del desaparecido.

K: Me habla de su último libro, ‘Te buscaré mientras viva’, publicado hace menos de medio año. ¿Qué hisotorias destacaría?

P: Te buscaré mientras viva es la voz de quienes buscan a sus seres queridos. Hay 14 relatos directamente tomados de la experiencia y vivencias de las familias de estos desparecidos. En conjunto suponen una lucha contra el olvido y una reclamación del derecho a ser buscados y de la necesidad de que la sociedad tome conciencia y arrope a quienes pasan por ese trance.

K: ¿Qué historia destacarías? Los 14 relatos son de por sí lo que hay que destacar frente a una realidad que hoy por hoy supone que haya 6053 familias en una situación similar a las de estas 14 familias, de modo que como muestra es interesante que se tome esta referencia donde hoy todo tipo de casuísticas: hijos, padres, hermanos… que buscan a sus seres queridos. Esas distintas situaciones nos aportan testimonios muy valiosos de la fuerza humana y ‘sobrehumana’ con la que estas personas se sobreponen a la incertidumbre.

K: Vayamos a sus inicios: radio, mucha información parlamentaria, después director de informativos en Canal Sur… ¿En qué momento empieza su interés por los temas sociales?

P: Nunca tuve una intención previa de especializarme, de hecho antes solo me había centrado en información laboral y política, sobre todo en informativos, pero me encontré con esta realidad de forma casual, aunque pasó a ser causa y sigue siéndolo a día de hoy. Creo que si como periodista eres testigo de una realidad puedes contribuir a paliar el sufrimiento de las personas que hay en dicha realidad… Es más, tienes que hacerlo: no es un mérito, es un deber.

K: Otro de sus logros es la creación su propia productora, Redacción 7, desde hace ya varias décadas. ¿Qué producción destacaría de todas las realizadas hasta la fecha?

P: Sin duda QSD, es el que ha dejado una impronta en el universo de la televisión pero sobre todo para mí, pues marcó un antes y un después en mi vida personal y profesional.

K: Hablando de formatos, usted también presentó la segunda edición de Supervivientes en Telecinco. ¿Por qué decidió hacer un formato tan radicalmente distinto a lo que había hecho hasta entonces?

P: En ese momento yo no tenía trabajo y como tal lo acepté, pero con una premisa que discutí con Globomedia, la productora del formato en aquel momento: tener la seguridad de que iba a ser un formato de verdad, es decir, un concurso donde los desafíos de supervivencia eran reales y los protagonistas elegidos eran gente seleccionada por sus buenas condiciones para dicha competición. Me aseguraron que esas dos condiciones iban a estar y así fue. Creo que fue una edición caracterizada por su autenticidad, con un estilo que a mi en todo momento me hizo sentir muy cómodo como profesional ejerciendo, de forma excepcional, solo labores de presentación y además con buenos resultados.

K: ¿Qué le parece SV en la actualidad?

P: En este momento creo que es otro formato radicalmente distinto al que hice y no tengo una opinión formada.

K: ¿Cualés son las próximas acciones o proyectos de su Fundación, QSDGlobal?

P: El proyecto más importante es el estatuto de la persona desparecida, proyecto en el que están implicados ya juristas muy importantes de nuestro país y que esperamos que llegue al Congreso y se convierta en un nuevo instrumento para que los casos de desaparecidos no sean sobreseídos o archivados con el consiguiente sentimiento de abandono que tienen las familias que pasan por estas circunstancias.

K: ¿Cuál es su programa favorito y el que nunca vería?

P: Soy un gran seguidor de Salvados y no suelo componer listas negras, simplemente los que no me gustan no los veo.

K: Gracias.