Roberto Ontiveros: “El único pero de GH es que tratan más a los concursantes como concursantes y se olvidan un poco de que son personas también”

Hablo con Roberto Ontiveros, director de programas como Gran Hermano o también subdirector de contenidos de entretenimiento en Antena 3. Pero.. ¿en qué está embarcado en la actualidad? Lo desvela en esta entrevista, pero además nos ofrece su versión respecto a su controvertido despido de Antena 3 y nos explica cómo cree que va a cambiar la tele de aquí a unos años:

K. ¿Dónde estás trabajando actualmente?

R. Desde hace ya 3 años formo parte de la productora multimedia internacional TOAC, desarrollando productos dirigidos directamente a Internet. De aquí a 3 años aproximadamente va a haber un gran cambio en la televisión como la conocemos hoy, y pasaremos a consumir contenidos audiovisuales a la carta, sin tener que estar pendiente de los horarios. Las maniobras de programación entre cadenas se van a acabar, al igual que las maneras de producir contenidos publicitarios.

K. Como experto en la dirección de varios realities y de las 7 primeras ediciones del padre de todos ellos, Gran Hermano, ¿en qué crees que el concurso de convivencia ha mejorado y empeorado tras tu salida?

R. Gran Hermano es un formato fantástico que es muy difícil no hacerlo bien, funciona y ha funcionado en muchos países. Si es un éxito es porque detrás hay un gran equipo. No creo en los personalismos: ni presentador, ni jefe, ni directivo. Se han superado a sí mismo. El único pero es que tratan más a los concursantes como concursantes y se olvidan un poco de que son personas también, y los mismos concursantes han asumido ese rol como concursantes perdiendo cierta naturalidad.

K. Como primera cabeza de equipo en GH y otros realities, ¿no ha habido días que se haya ido a casa con el remordimiento de estar jugando con personas en la tele?

R. No, porque nunca les he mentido y nunca les he engañado. Les he avisado personalmente a cada uno de donde se metían y de las consecuencias que podía tener para sus vidas entrar dentro de un reality en el que se iban a convertir en materia de uso y disfrute del espectador. Tras contarles todo esto, alguno hubo que decidió no entrar en la casa.

K. En Antena 3 se emitió Confianza Ciega, formato dirigido por ti. Fue uno de los pocos realities de éxito en la historia de la cadena. ¿Por qué crees que prácticamente nunca les ha funcionado la tele-realidad?

R. Confianza ciega fue otro formato muy potente. Cualquier formato que integra sentimientos reales como los celos tiene tanta fuerza que es casi imposible que no funcione. Otros no funcionan porque no es una cadena donde todo su mecanismo este preparado para servir de alimento y altavoz en sus realities, como es el caso de Telecinco.

K. En esta misma cadena fuiste subdirector de programas durante los años 2006-2009, pero tu contrato se rompió drásticamente por una polémica relacionada con la autoría de ” Rico al instante”. ¿Puedes contarnos tu versión y cómo ha quedado finalmente este asunto? La cadena dijo que el despido fue por otros motivos.

R. Evidentemente solo se publicó la versión de la cadena, que es la que tiene poder en los medios. En su momento me pidieron que pensara en un formato, que fue `Rico al instante´, y cuando vieron que daba tantos beneficios A3 me dice que no me pueden reconocer como autor. Yo lo reclamé y me despidieron, fue ese el motivo. Después y judicialmente se me reconoció un despido claramente improcedente. Estas cosas pasan por pensar, lo mejor es no pensar. Tengo compañeros que estaban en la misma situación que no pensaban nada. Respecto a la autoría del formato, la sentencia dice que las ideas fundamentales son mías, pero como intervino más gente en el programa me reconocen la autoría en comandita. Creo que A3 cometió una injusticia brutal conmigo.

K. Hay gente que nos puede estar leyendo con una buena idea en su cabeza. ¿Tienen posibilidades de hacerla realidad o el oligopolio de grandes productoras nacionales e internacionales hace imposible su entrada?

R. Soy pesimista en cuanto a las ideas para la televisión tradicional. Las cadenas muchas veces trabajan con productoras de confianza, y dentro de las productoras también el círculo es bastante cerrado. Es casi imposible que alguien que tenga una magnífica idea la termine desarrollando en una cadena. Vuelve a ser de nuevo la esperanza Internet. Un buen ejemplo es Que vida más triste, de mi primo Rubén Ontiveros, que nació como un videoblog con tanto interés que la Sexta lo compró.

K. Como profesional y desde la objetividad, ¿Qué programas destacarías de la tele actual?

R. Admiro a la gente que hace Sálvame cada día. Entretener es tan complicado que me parece de un mérito increíble en directo, sin entrar en la calidad ni su público. 4 horas de entretenimiento en directo a diario es para quitarse el sombrero. Por otro lado me ha sorprendido el éxito del programa de Bertín. Las entrevistas tradicionales en televisión están muertas, pero Bertín hace una entrevista desenfadada dando una vuelta al formato de la entrevista clásica. A mí me parecía que Bertín ya estaba más amortizado pero ha demostrado que no. Le doy mi enhorabuena a Bertín.

K. Estudiaste periodismo. ¿Entraste en la carrera con el objetivo de crear contenidos o sin embargo querías hacer periodismo e informar inicialmente?

R. Hay muchos periodistas que quieren ir a guerras. Yo solo quería comunicar. Se comunica dando una noticia y se comunica también transmitiendo sensaciones. Algún día se estudiará en la historia la función de GH en el proceso de normalización de relaciones homosexuales en España o la aparición del primer transexual de forma constante en televisión. Algún día también se estudiará la influencia de GH en Internet en España. Yo solo quería comunicar, comunicar de manera masiva… he tenido esa suerte.

K. ¿Cómo crees que será la televisión de aquí a 10 años?

R. Adivinar el futuro es complicado, las ideas buenas van a seguir funcionado, aunque habrá una revolución tecnológica. La gente quiere sentarse delante de un televisor y que el propio aparato te recomiende lo que quieres ver. Algo que por cierto ya ocurre. Va a seguir funcionando una buena historia, series, películas, realities y grandes espectáculos. A partir de ahí interactividad: que el espectador pueda intervenir de una forma real y efectiva en el contenido. Yo creo que se generarán mecanismos para que el espectador intervenga en el contenido. Quiero que la gente elija quién es el asesino y quién es el que muere. Llega el momento de sumar talentos que están distribuidos por muchas partes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s