‘Las tardes de Ketty’ o ‘Estando Contigo’: completamos la biografía de Ketty Kauffman

No veo mejor manera de homenajear a la periodista Ketty Kauffman y su dilatada experiencia en los medios que profundizando en uno de sus pocos programas propios, inmejorable posición desde la que cualquier profesional de la comunicación puede lucirse demostrando todas sus virtudes y valías en labores de dirección, organización y presentación. Para la ocasión he elegido ‘Las tardes de Ketty’, magazine radiofónico en La Inter o Radio Intercontinental a principios del 2000, por no aparecer reseñado en ninguna biografía de la comunicadora ni en ninguno de los breves repasos a sus trabajos que se han hecho en las recientes informaciones que anunciaban, hace tan solo 2 días, su triste fallecimiento a los 83 años por una larga enfermedad.

Otros dos de los programas que no se le reconocen en estas últimas publicaciones son ‘La Tertulieta’ y ‘Estando Contigo’ de Castilla La-Mancha Media, este último por cierto aún en antena, donde colaboró semanalmente hasta hace no mucho y además, personalmente, tuve el placer de coincidir con ella.  La gran oportunidad de trabajar con la experta en crónica social también la tuvo el entrevistado de este nuevo post, Juan Antonio Resa, quien nos habla de este primer programa de radio propio de la argentina, ‘Las tardes de Ketty’.

Kaik: ¿En qué consistía el programa ‘Las tardes de Ketty’ de Radio Intercontinental? ¿Cuánto duro? ¿Cuáles eran los colaboradores más destacados?

Juan Antonio: Era un magazine socio-cultural en el que se hablaba mucho de teatro, cine y espectáculos en general. Tenía un poco de todo. Entrevistas, música y mesa del corazón. Los oyentes también tenían gran protagonismo en el espacio, puedes llamaban en directo para hablar con ella, la querían mucho. Respecto a su duración, no te podría decir con exactitud, piensa que han pasado más de 15 años. Empezó seguro en 2001 y yo estuve en 2002, así que por lo menos fueron 2 temporadas.

Entre los colabores más reseñables destacaban América,  la madre de Alaska, Cristina Blanco; aunque estuvo solo un tiempo, y el humorista Tony Antonio.

K: Cómo con tan solo 23 años llegas a colaborar con la periodista ya famosa desde los 90 en nuestro país por su anterior trabajo en programas tan populares como Día a día o Tómbola?

J. A: Gracias a mi amiga Carmen Paúl, que era una de las redactoras del programa, empecé a colaborar en una sección de corazón. Era una especie de corrillo como el que hacía María Teresa Campos en Día a día pero llevado a la radio. Personas desconocidas comentábamos las revistas. Además, junto con Ketty nos encargábamos de la selección de temas a tratar y su orden.

K: ¿Cómo era Ketty en las distancias cortas? ¿Qué recuerdo tienes de ella y de esa etapa?

J. A: Para mí era especial, porque siempre he admirado a María Teresa Campos y ella formaba parte de su equipo en televisión. De pronto verla en persona y saber que iba a colaborar con ella me impactó. Tenía una personalidad maravillosa, era sencilla pero elegante, exigente pero comprensiva y sobre todo rezumaba muchísimo sentido del humor. Además era muy generosa y ayudaba mucho a los oyentes. Con ella aprendí mucho: a cómo dirigir un programa, hacer un debate, una entrevista… y hacer totalmente cómplice al oyente en un programa de radio, que es al final la clave de todo.

K. Si tuvieras que seleccionar un momento mítico del programa, ¿con cuál te quedarías?

J. A: El momento más emotivo dentro del programa fue la entrevista que le hizo al actor Emilio Gutiérrez Caba que ese año 2002 consiguió un Goya como actor de reparto por ‘El cielo abierto’  y vino a celebrarlo a Radio Intercontinental. Ketty Kauffman supo hacerle un inolvidable homenaje, tanto a él como a toda su familia, por su gran tradición dentro del mundo de la interpretación. Fue muy emocionante y lleno de sorpresas. Disfruté mucho de Ketty kauffman en estado puro.

K: ¿Qué crees que aportó al mundo del periodismo?

J.A: Para mí ha aportado al periodismo de nuestro país mucha coherencia y sentido común, pues trataba los temas del corazón con mucha seriedad aunque sin perder frescura. Le daba un toque tierno a la información desde el respeto más absoluto sin perder ese sentido del humor que tanto le caracterizaba. Dió elegancia y prestigio a la prensa rosa. Toda una señora de la comunicación desde un lugar discreto.

K: Para terminar, Juan Antonio, ¿alguna anécdota con ella que quieras compartir con nosotros?

J. A: Por aquel entonces, 2002, ella trabajaba en la famosa revista ‘Dígame’ de Rodríguez Menéndez. Tal fue el cariño que nos cogimos, que me dedicó una columna. Fueron unas palabras muy bonitas sobre mi trabajo en la radio y lo mucho que me gustaba el micrófono. Me emociono al recordarlo…

K: Gracias por dedicar este tiempo a Ketty Kauffman y a este blog.

 

 

Anuncios

`Más vale tarde´ que no conocer las claves del programa de la Sexta

Aunque ‘Más vale tarde´ lo cierto es que José Luis Vidal, redactor del programa diario de política y sociedad de la Sexta, forma parte de un avalado equipo de profesionales que siempre al espectador partícipe de la última hora de la actualidad. Sobre las claves del programa, presentado por Mamen Mendizábal e Hilario Pino, y lo que cree que será noticia en este 2017 hablamos con este periodista de intensa trayectoria:

Kaik Espada: ¿Cuál es exactamente tu trabajo en Más vale tarde?

José Luis Vidal: Soy redactor del programa desde hace casi tres años. Empezamos por la mañana con la reunión de contenidos y al igual que mis compañeros, trato de comentar cuáles creo que son los temas más interesantes del día para ver si tienen cabida en algún momento. En mi caso suelo centrarme en política nacional y en alguna ocasión también en economía. Aunque para los números mi compañero Josue Coello es el que maneja el cotarro. Después, una vez metidos en harina, lo que haga falta. Piezas, plató, reportajes o directos en la calle… Donde crean que puedo ser más útil en ese momento, vamos.

K: Actualmente hay muchos programas de actualidad política y social, sobre todo en la Sexta. ¿Cuál crees que es la diferencia de Más vale tarde respecto a los otros?

J: No se si es una pregunta que tendría que responder yo, que soy un redactor más. Pero desde mi punto de vista la Sexta es el canal que más apuesta por la actualidad. No hay más que ver gran parte de su programación y la respuesta de la audiencia cuando hay algún acontecimiento importante. Eso quieras o no te da cierta ventaja aunque solo sea por la experiencia acumulada frente al resto. Se demuestra bastante bien en el caso concreto de Más Vale Tarde. Creo que tiene una capacidad de adaptación rapidísima. En más de una ocasión todo lo planificado durante el día se nos ha ido al traste por alguna noticia de última hora y el tiempo de reacción de la plantilla, aunque nosotros no nos demos cuenta en el momento, resulta sorprendente.

K: ¿Crees que existe cierta saturación de formatos con la política como eje central?

J: No, no lo creo. Si hay programas de política es porque la audiencia responde y por lo tanto le interesa. Es un argumento relativamente “sencillo”; manda el espectador.  A eso súmale que los últimos 18 meses han sido especialmente intensos en el campo político y en todo lo que le rodea, por lo general en B.

K: ¿Cuál crees que ha sido la noticia o tema más complejo del año pasado para tu programa a nivel de producción, información, investigación…? ¿Cómo recuerdas ese día de trabajo?

J: Responder a esa pregunta es muy complicado. Hay mil noticias en un año, aunque durante 2016 imagino que serían los atentados en París, Niza, Bruselas… Implican muchos cambios y muy rápidos para todos los departamentos. Eso si, curiosamente el día que más recuerdo es el del avión de GermanWings en los Alpes, fue bastante duro ver todo lo que rodeaba a esos días. El compañero José Yelamo lo vivió muy de cerca en Barcelona.

K: ¿Por dónde crees que van a ir los temas este 2017 en vuestro programa?

J: Si lo supiera mañana le pasaba un dossier a la jefa y apañábamos el resto del año más tranquilos. No tengo la menor idea, pero te puedo decir los que me gustaría que no fueran, ni el terrorismo yihadista ni el paro. Si me das a elegir…

K: ¿Cuál es el éxito de Más vale tarde?

J: ¿Quedaría muy corporativista decir “Periodismo”, no?. Jaja. Es que no creo que el éxito o no de un programa se pueda definir con respuestas cortas, la maquinaria tiene muchas piezas y cualquier mención resultaría algo injusta. Hazte a la idea, por simplificar, jugamos en primera división y solo vale ganar. ¡Ah! Y que como dice Javier Fuente, “tenemos compañeros con los que uno iría a la guerra si hace falta”. Que pulsen el número seis del mando de la tele, y me entenderán.

“No te metas en este asunto si no quieres perder a tu familia”

Este fue solo uno de los duros y amenazantes mensajes que recibió el entrevistado de este nuevo post. ¿Qué escribió este periodista de República Togolesa?, ¿por qué tuvo que pedir asilo político en España?

De la misma manera que ocurre a veces en España, Kossi Siméon Atchakpa llegó al periodismo de una forma peculiar, realmente estudió Filosofía. Una radio de Togo necesitaba una persona que supiera leer y escribir bien en Ewé, el idioma mayoritario de su país, y esa fue la llave de acceso a una profesión que lo enamoró pero que también le separaría de su familia y le lanzaría fuera de su tierra. Tras el micro se forma y progresa en sincronía con el proceso de democratización de su país, que va desde 1999 a 2003, y en el que el aumento de libertad permite la aparición de prensa más comprometida en la que nuestro protagonista no duda en participar: delaradioalaprensa.com podría haber sido el nombre de su blog en aquel momento.

Así pues, deja las ondas y entra de lleno en un semanario nacional como redactor y, solo un par de años más tarde, su “buen hacer” lo coloca como redactor-jefe. Más tarde, en 2006 da otro salto más y se incorpora a la redacción de una publicación de tirada mensual que acababa de nacer: “Afric Hebdo, una revista que abarcaría temas relacionados con todo el continente, dirigida por un conocido político opositor hasta su muerte en 2008. Aquí escribía de política, sociedad y cultura”, me explica el periodista asilado en Zaragoza.

El fallecimiento del dueño es el fatídico detonante que desencadena su exilio. “Este ingresó en una clínica por subida de azúcar y al día siguiente desapareció del centro. 24 horas más tarde encontraron su cuerpo en una de las playas de Togo. Solo 2 horas tardó el gobierno en emitir un comunicado asegurando que el ahogamiento fue la causa de su muerte”, me explica Siméon con gestos de extrañado, pues no esperaron ni siquiera a la autopsia.

No hace falta tener un agudo olfato periodístico para pensar en secuestro y asesinato. Simeón, aunque lo piensa, no llega a tanto en su primer texto sobre el tema, simplemente hace un análisis sobre los sospechosos acontecimientos que además, explica, se hacen todavía más turbios cuando la oposición y los medios piden insistentemente la autopsia y el gobierno se niega en rotundo a autorizarla. En su segundo artículo, sin embargo, fue más allá y pidió claramente una investigación internacional. “Aquí empezaron los problemas: sms, llamadas de números desconocidos… `No te metas en este asunto si no quieres perder a tu familia era alguno de los amenazantes mensajes´”, explica Siméon, y me cuenta un desagradable suceso: “para alejarme del problema decido salir unos días de casa, en la que vivo con mi mujer e hijos, para trasladarme a mi pueblo. Durante mi ausencia, Josephine, mi esposa, recibe en casa a unos falsos compañeros de trabajo que preguntan por mí, o lo que es lo mismo, unos sicarios”.

“Mi error fue ponerme en contacto con asociaciones de defensa de Derechos Humanos”, así de contundente se muestra Siméon al contarme que la vía de escape que eligió en esos momentos de pánico fue la de contactar con Amnistía Internacional, entre otras organizaciones. “Se pusieron en contacto con Interior y el ministro me quiso poner protección oficial. Si tú lo aceptas, todo seguirá igual o te matarán”. No dudó ni un segundo en negarse a esta extraña vigilancia: “significa firmar tu propia sentencia de muerte, lo sabe todo el mundo”, y más que en todo el mundo, en Europa fue donde tuvo que poner la mirada para salir de ese infierno: Alemania, Francia… o España.

“Es muy complicado pedir un visado en mi país, hay que acreditar ida y vuelta y más cosas”, pero explica cómo lo hizo: “colaboraba con la asociación ENDEV y supliqué que me mandaran al Tercer Foro Mundial sobre Migración en Madrid, al que podían enviar solo a 3 voluntarios”. Lo quiso con tantas fuerzas que solo un mes después de ser amenazado por ejercer su derecho de libertad de expresión aterriza en Madrid, pasa por Barcelona y se queda en Zaragoza como asilado político.

“Estamos felices, hemos tenido suerte”, añade de forma espontánea su mujer, quien está a su lado durante esta emocionante charla. Ella, Josephine, y sus hijos tardaron 3 largos años en reunirse con él en Zaragoza. Agradecen inmensamente toda la ayuda recibida por Asociación de periodistas de Aragón, Reporteros Sin Fronteras y ONG Rescate, hablan muy bien castellano y buscan continuamente trabajo porque saben que no pueden volver a su país en mucho tiempo, pero ansían su retorno. “La cultura se lleva dentro, pero la familia no” dice con rotundidad este luchador que simplemente por ejercer honradamente su trabajo es protagonista de esta entrevista.

Miquel Valls: “Ana Rosa Quintana es muy cercana con todos los reporteros”

El reportero de El programa de AR nos desvela cómo es su relación con la presentadora y el trabajo que realiza en el magazine de T5, pero también nos habla de su faceta como escritor que de momento se materializa en sus 2 primeros libros: “Liados” e “Hilo Rojo”:

Kaik Espada: Actualmente podemos verte trabajando como reportero en El programa de Ana Rosa, ¿cómo es el el trato y el trabajo con la “reina de las mañanas”?

Miquel Valls: Fantástico. Ana Rosa es muy cercana con todos sus reporteros. Existe una gran complicidad en los directos y las presentaciones en plató. Es muy generosa y hace que el trabajo de la calle brille mucho más. Cuando estoy en plató, durante los vídeos, siempre me pregunta y se interesa aún más por lo que está viendo. Es un lujo poder trabajar y aprender de ella y Joaquin Prat.

K: Casi toda tu carrera se ha desarrollado en Cataluña, en cadenas como TV3 o 8tv, ¿cómo llegas a Telecinco?

M: Me llamó uno de mis mejores amigos. Me contó que buscaban gente para trabajar en verano. Recuerdo que estaba en Port Aventura. Mandé el currículum. Al día siguiente estaba en el despacho de dirección del programa. Pasé una entrevista con mis actuales directores y en menos de cuatro días ya estaba viviendo en Madrid. ¡Una locura! Al finalizar el verano decidieron que siguiera y el diciembre me ofrecieron formar parte del equipo fijo de actualidad.

K: ¿Qué es lo que más y menos te gusta de la tele?

M: Me apasiona la calle. Las historias. Las vivencias. La gente. Toda la actualidad y los sucesos. Sin ellos no tendríamos temas e historias que contar. Me gusta mucho tratar con la gente normal: la que sufre por llegar a final de mes, la que vive en los pueblos, la gente que busca una ayuda y confía en nosotros para que narremos parte de su vida. Lo que menos me gusta es lo que mueve la tele. La transformación que ves en las personas. Mi vida no ha cambiado en nada. Soy un chico de pueblo que se ha adaptado a la ciudad. Tengo gente a mi alrededor muy sana que si alguna vez me tiene que decir cuatro verdades me las dicen sin problemas. Me considero un tipo normal, afortunado de poder vivir del trabajo que me gusta.

K: ¿Has tenido que decir no a alguna propuesta de trabajo que no encajara con tus principios profesionales? ¿De qué se trató?

M: He dicho que no a cuatro propuestas en mi vida. Creo que no era el momento o el formato. Creo que tengo capacidad para adaptarme a todo lo que se me pide pero soy un apasionado del directo diario. Dije que no a “Españoles por el mundo” de TVE por amor. No me preguntes si llegué a arrepentirme al cabo de los meses.

K: Ya has escrito un par de libros. Con qué te quedas, ¿con la literatura o con la televisión?

M: No creo que tengas que elegir. Los libros apenas te ayudan a pagar las facturas. La televisión te paga hasta los caprichos. Ahora es un momento difícil para seguir escribiendo por falta de tiempo. Estoy muy centrado en todo lo que pasa en España. Siempre tengo una maleta a punto y nunca sé donde voy a pasar la noche. La escritura es más personal. La utilizo como terapia. Hay mucho de mi en ambos libros.

K: Ahora justo se cumplen 5 años desde que publicaras tu primera novela, y hace solo uno de la segunda. Ambas han llegado a las 3 ediciones, algo complicadísimo hoy en día como todos sabemos. ¿Cuál crees que ha sido la clave del éxito?

M: La primera, “Liados”, son relatos cortos sobre el “amor líquido”, la facilidad que existe a día de hoy en conocer y romper vínculos con la gente. La segunda es una novela. Me pasé un año y medio escribiendo “Hilo Rojo”, la mayor terapia de mi vida para cerrar capítulos personales del pasado. El éxito siempre es relativo. ¿Qué es tener éxito a día de hoy? ¿Cuánto puede durar el aplauso, la firma o los focos?

K: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

M: Mi trabajo ahora está centrado en un programa que requiere mucha dedicación. Estoy implicado al máximo con los temas y los testimonios. Ellos me acompañan durante las semanas. Me siento muy feliz con mis compañeros de “El programa de Ana Rosa”. Algunos se han convertido en amigos y parte de mi familia en Madrid.

P. Tomás: “Wisteria Lane es necesario en rne porque cada día hay una agresión a gays en España”

Wisteria Lane, el mediático barrio de Mujeres Desesperadas, es el nombre elegido por Paco Tomás para su programa de radio en rne. Como experto también en series, se inspira en la ficción que hizo famosa a Eva Longoria para crear un ambiente vecinal, plural y libre que se emite todos los lunes a partir de las doce de la madrugada. Sigue leyendo:

Kaik: ¿Por qué crees que a La Transversal, programa dirigido por ti, se le catalogó como programa de radio cultural de referencia?

Pacto Tomás: No había un programa parecido en la radio. Me da un poco de pudor decir esto porque siempre creo que esto lo tienen que decir los demás, pero yo solo digo lo que se decía en ese momento. Tras el boom de los 80 y su creatividad, pasamos a otra realidad donde la gente echa en falta algo, que no sabe muy bien que es hasta que escucha o ve algo que le recuerda a eso. Todavía hay gente en Twitter que me escribe diciendo que echa de menos la Transversal, y hace 6 años de eso ya.

K: Es curioso que si tuvo tal repercusión, el programa solo durara 3 temporadas. ¿Por qué fue retirado tan pronto?

P: RTVE, como supongo que todas las empresas públicas, tiene unas particularidades que la hacen diferente a cualquier otra empresa de su sector. Para lo bueno y para lo malo. Para lo bueno, porque permite que existan programas como “La Transversal”, o como “Wisteria Lane”, que en otras emisoras no tendrían cabida. Y para lo malo, porque se crean vínculos, desencuentros y rencores entre las personas que trabajan allí que se alargan en el tiempo, porque piensa que son funcionarios y claro, aunque te quiten el programa, o te quiten el cargo, o menosprecien tu talento, no te marchas, sigues fichando ahí cada día.
Nunca estuve de acuerdo con el fin de La Transversal. Creo que era un gran programa radiofónico y el hecho de que esté considerado un programa de culto lo confirma. Pero el director de la cadena, o de programas, tiene la facultad de quitar aquello que no le gusta, a título personal, independientemente de su éxito. Va en el cargo. El criterio de la dirección en aquel momento fue que había acabado su ciclo. No lo creí entonces y no lo creo ahora. De hecho, aún hoy me estás preguntando por ese programa. Eso me lleva a pensar que respondió a cuestiones más personales que profesionales.

K: Ahora diriges y presentas Wisteria Lane, también en rtve, programa cuyos contenidos están siempre relacionados con la actualidad LGTB. ¿Por qué crees que todavía a día de hoy sigue haciendo falta un programa que hable de esto?

P: Es necesario porque cada día hay una agresión en nuestro país, es necesario además en una radio pública que debe dar soporte a este tipo de programas.

K: ¿Por qué no hay más contenidos LGTB en la televisión y radio privadas?

P: Esa convivencia no está tan asumida como aparece en los papeles. Marcas comerciales se pueden incomodar ante ese contenido, no está tan normalizado. Lo que si tiene Wisteria Lane es que es un programa especializado, sobre todo para los activistas LGTB, que si no estuvieran en mi programa no estarían en ningún otro sitio.

K: Como profesional con larga trayectoria en la radio, ¿qué futuro le ves a la ficción radiofónica, tan escuchada en otros momentos?

P: A mí me gusta mucho la ficción radiofonica, es más, a mi me encantaría hacerla. Yo creo que va a haber más, incluso en Cadena Ser.

K: Otro de tus programas fue Spin off, sobre series de televisión. ¿Con qué serie española te quedas?

P: Mi problema con la ficción española es que no tengo la gran serie. La mejor serie española para mí ha sido Crematorio, y luego hay otras que me interesan, como por ejemplo El Ministerio del Tiempo y Vis a vis. De las anteriores 7 vidas pudo haber estado en algunos momentos a la altura de Friends. Las series españolas son buenas, no son espectaculares porque no tienen el suficiente presupuesto.

K: ¿Tienes algún nuevo proyecto entre manos?

P: Escribo el guión de 2 cortos que va a dirigir el director de Chueca Town, y pronto publicaré mi segunda novela.

Juan M. Fernández: “El sensacionalismo también ha llegado a la información especializada en televisión”

Hablo con Juan M. Fernández, un joven pero ya reconocido periodista que está que no para: hace unos días entró en la casa de Gran hermano como redactor de Bluper.es – portal de información sobre televisión del que está al mando – en la primera rueda de prensa a nivel mundial a los finalistas desde dentro de la casa. El protagonista de mi nuevo post, al que también podéis verle en NonStopPeople, nos explica porqué debemos informarnos de televisión en Bluper y también nos ofrece su opinión sobre algunos de los programas más actuales:

– ¿Hace cuánto has iniciado Bluper y cuál fue el motivo que te hizo comenzar con el proyecto? ¿de quién te rodeaste para comenzar a andar?

Iniciamos Bluper en noviembre de 2014. En mi caso fue la situación en el periódico que trabajaba. Inexplicablemente decidieron cambiarme de sección, de televisión a cine. Y aunque el séptimo arte también me apasiona, mi lugar siempre ha estado en la televisión. La situación laboral de mis otros dos compañeros (Dani y José) nos llevó a unirnos y lanzarnos a la aventura

– ¿Qué diferencia fundamental aporta bluper en comparación con otros medios especializados como vertele? ¿Para que público os dirigís?

Cuando decidimos lanzar Bluper, vimos que los portales de televisión estaban más preocupados por convertirse en contenedores de todo tipo de noticias que en informar y analizar la televisión. El sensacionalismo también ha llegado a la información especializada en televisión. Y ahí está nuestra principal diferencia: somos un portal crítico, de análisis. Nunca buscamos una conexión extraña con la televisión para hacernos eco de los temas del momento para así ganar visitas. Nos dirigimos al sector, pero también a los amantes de la televisión.

– ¿Como analizarías vuestra evolución en lectores? Si quieres aportarme algún dato.

Estamos muy contentos con nuestra evolución en lectores. En sólo un año de vida hemos conseguido alcanzar picos de 500.000 usuarios únicos mensuales sin necesidad, insisto, de caer en el sensacionalismo. Son, además, unos lectores muy fieles. Actualmente estamos en los 300.000 usuarios únicos y subiendo mes a mes.

– Como analista experto en televisión, respóndeme a esto:

Formato actual (serie, programa) que te parezca que pese a una buena audiencia, es malo bajo tu punto de vista y porqué.

A mi no me gusta hablar de formatos malos. Todos tienen su público. Pero, por ejemplo no entendí los datos de audiencia y sus sucesivas renovaciones de Gym Tony. Me parece todo lo contrario a una buena comedia. Nunca he conseguido reírme con algunos de sus sketches.

Formato actual que no te guste y motivos, independientemente audiencia.

Estoy un tanto harto de tanto talent show. Y más si tiene a niños como protagonistas. En España parece que cuando funciona un formato, hay que repetirlo hasta la saciedad. Preferiría más riesgo.

Formato actual que destacarías y porqué, independientemente audiencia:

Sálvame. A pesar de las críticas que recibe, lleva ya más de siete años en antena y con poco desgaste. Poco a poco ha ido convirtiéndose en un reality que acompaña cada tarde a un público muy fiel. “Quien gana la tarde, gana el mes”, se dice en el sector. Telecinco parece que lo tiene asegurado por mucho tiempo.

– Hay muchos profesionales que indican que muy pronto va a llegar la tele multimedia, Internet y todo a la carta. ¿También crees que en este modelo a corto plazo.

Va a llegar, no. Ha llegado. No hay programa que no interactúe con redes sociales. Y ahí tenemos, por ejemplo, a Gran Hermano que consigue hasta 500.000 votos gracias a su aplicación. En cuanto a Internet, ahora falta que se midan bien las audiencias para que las cadenas sigan apostando por ello.

– Como periodistas que estás trabajando en varios medios como Telecinco, y has realizado diferentes funciones dentro de ellos, ¿cuál es tu medio o tipo de medio favorito y cómo te gustaría formar parte, si pudieras elegirlo directamente, dentro de él?

Lo deseable sería una combinación de televisión y prensa escrita, tal y como hago ahora. En la televisión puedes mostrar más tu carácter, tu humor, tu verdadero yo. Pero la prensa escrita te permite explicarte mejor, opinar, analizar.

– Otros proyectos a la vista.

Muchos. Soy muy inquieto. Pero ya los iré contando cuando sean realidad.

¿Qué hacía Jordi Cruz antes de volver repentinamente a la radio?

Art Attack y Jordi Cruz, programa y presentador muy conocidos por los de mi quinta. Desde hace solo unos días ha vuelto a los medios de comunicación, pero en esta ocasión y haciendo honor al nombre de mi blog, ha ido delatelealaradio para llevar la mejor música a Cadena 100 durante los fines de semana. No mucho antes de esta vuelta del presentador a los micros, tuve el placer de hacerle esta entrevista que nunca fue publicada. ¡Disfrútala manitas!

Madrid le enamora, pero desde hace ya 12 años el polifacético presentador decidió volver a sus orígenes, la Ciudad Condal. Aunque en 2007 finalizará su trabajo en Art Attack, el que también fuera presentador de otros míticos programas infantiles como Club Disney o Megatrix no ha parado quieto ni un minuto: actualmente dirige una agencia de creatividad y diseño gráfico propia y forma parte también del equipo directivo de Tinglao Producciones, empresa especializada en el teatro y artes escénicas. En esta entrevista descubriremos como ha madurado, igual que nosotros, este chico que con tan solo 19 años nos empezó a alegrar todas las manañas del “finde” por la tele.

Kaik: Todos te reconocemos por ser el rostro desde finales de los 90 de programas infantiles en nuestro país, pero desde hace ya varios años no te vemos por televisión. ¿Tienes algún proyecto frente a la cámara a corto plazo que nos puedas adelantar?

Jordi: No, eso no está en mi mano. Aunque también he de decir que no le pongo muchas ganas o esfuerzo (se ríe). Estoy centrado en otras cosas. No se puede estar en misa y repicando. La tele volverá a mi vida si debe volver.. y si no no pasará absolutamente nada.

Kaik: Me he enterado que eres uno de los djs de ¡Que trabaje Rita!, la fiesta más loca y transgresora de los últimos años, nacida en Madrid pero que se ha extendido por toda España y Latinoamérica con verdadero éxito ¿Cómo surge esta colaboración? Desconocíamos esta faceta tuya.

Jordi: Surge de estos últimos 10 años, en los que he estado viviendo en Mallorca. Entre otras muchas cosas que hacía también pinchaba en bares o discotecas de amigos. Al mudarme a Barcelona me puse en contacto con una fiesta que se llama Churros con chocolate y me invitaron a pinchar, justo ese día estaba entre el público la persona que gestionaba ¡Que trabaje Rita! en Barcelona y me fichó para su fiesta. A partir de ahí conocí a la familia Rita y cuando encajan las fechas y tal pues pincho en su fiestón.

Kaik: ¿Por qué crees que Rita se ha consolidado desde hace unos años ya como un referente de la fiesta no solo para gays?

Jordi: Porque es un concepto muy claro, un público que sabe lo que va a encontrar. Una apuesta clara por el petardeo, los shows, las travestís y el descontrol. Yo me lo paso muy bien cuando voy como dj y también cuando voy de público. Los importante para mí de todo esto es que cuando pasen los años podamos decir eso de: ¿Te acuerdas de cuando íbamos al Rita?

Kaik: Sé que participaste en el Orgullo de Mallorca. ¿En qué consistió exactamente? ¿Colaboras con el colectivo LGTB de alguna manera?

Jordi: Ben Amics es un colectivo que no cuenta con mucho, por no decir nada de apoyo institucional. Yo me metí de rebote para ayudar a organizar la fiesta del Orgullo del 2012 y ya me aboné para todos los años siguientes. Como en mucho casos es una colaboración totalmente altruista y con el único objetivo de organizar un buen Orgullo para todos los palmesanos. Este ultimo año sufrimos muchos problemas pero parece que este año será todo mucho mas fácil. Una fiesta de este tipo debe contar con el apoyo de las instituciones y más en Mallorca, ya que podría ser un reclamo turístico brutal.

Kaik: Dinos para terminar que es lo que más te gusta de Madrid, ciudad que te dio la fama y dejaste hace algo más de una década.

Jordi: Pues yo creo que es algo que nunca dejas atrás. Madrid es y será mi ciudad siempre. Es una ciudad dura cuando no estás al 100% de energías. Lo que más me gusta de Madrid es todo, absolutamente todo. Empezando por mis amigos y terminando por los desconocidos. Madrid es única y estoy seguro que volveré tarde o temprano.

¿Quién te iba a decir Jordi que meses después de asegurar en esta entrevista tu vuelta a Madrid en algún momento te seleccionarán para dirigir la radiofórmula del fin de semana en Cadena 100? No se si te pudo dar algo de suerte charlar conmigo, pero en cualquier caso, ¡enhorabuena Jordi! Seguiremos siempre tus pasos.